• Marina

Mitos sobre Halloween

Hoy en muchos países, sobre todo en Europa y Estados Unidos, se celebra Halloween, o como la llaman por estos lares, Noche de Brujas. En verdad, el nombre de Haloween proviene del inglés "All Hallow's eve", cuya traducción es "Víspera del Día de Todos los Santos", festividad cristiana.


Samhain - Fin de la cosecha
Samhain - Fin de la cosecha

El verdadero origen de Halloween es una festividad pagana, denominada Samhain, que sigfnifica "Fin del Verano". Se celebraba el final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el «Año nuevo celta», que comenzaba con la estación oscura, dado que los días irán siendo cada vez más cortos, hasta el solsticio de diciembre.


Los antiguos celtas creían que la línea que une a este mundo con el otro mundo se estrechaba con la llegada del Samhain, permitiendo a los espíritus (tanto buenos como malos) pasar a través algún portal dimensional y llegar a nuestros hogares. Los ancestros familiares eran invitados y homenajeados mientras que los espíritus dañinos eran alejados.


En la noche de Samhain los druidas preparaban enormes fogatas y hacían conjuros, intentando ahuyentar a los malos espíritus, y la gente dejaba dulces o comida a la puerta de sus casas, en la superstición de que los difuntos, a quienes las leyendas les atribuían la autoría de las más crueles atrocidades, se irían contentos y les dejarían en paz. En aquellas gentes, para las que cualquier hecho de la naturaleza era poco menos que profético, la noche de Samhain abría el largo y crudo invierno por el que vagaban perdidos los fantasmas de los muertos del último año en busca de cuerpos que poseer para transitar al otro mundo, hasta la llegada de la primavera cuando los días son más largos y las tinieblas menguan.