top of page

El arte de manifestar


Constantemente hablamos sobre la extraordinaria capacidad de manifestación que poseemos. A diario, estamos manifestando. Cada vez que nos proponemos algo y lo logramos, estamos llevando a cabo un acto de manifestación, bajando una idea del reino sutil de la mente a la realidad tangible.


Es importante recordar que todo, absolutamente todo, tiene su origen en la mente. Antes de que un arquitecto construya una estructura, primero tuvo que concebir la visión en su mente. Quien elige seguir una carrera y persevera, eventualmente materializa en profesión lo que en algún momento fue un sueño en su mente. Cada objeto que observamos, ya sea una silla, una galletita o un auto, en algún momento fue una idea en la mente de alguien.


¿Cuál es el ingrediente esencial para manifestar? Requiere pocos, pero poderosos elementos: tu mente, la acción y la perseverancia. La corona de prosperidad que ilustramos en este post puede servir como punto de partida para enfocar tus intenciones y manifestar tus deseos. Dentro del círculo, podés colocar algunas palabras clave que simbolicen lo que deseas manifestar a corto, mediano o largo plazo. Te sugiero limitar la lista a no más de tres cosas para que puedas concentrar tu energía de manera más efectiva.


La corona, siendo un círculo, simboliza continuidad y eternidad al no tener principio ni fin. Las flores en ella representan la fertilidad, llevando consigo las semillas que, al ser polinizadas, germinarán, mientras que los frutos simbolizan la manifestación plena de esos sueños y deseos.


Te sugerimos realizar este acto simbólico con alegría, tomándote el tiempo que necesites, podés acompañarte de una velita, sahumerios, música suave, etc. Si practicas Reiki, podés potenciar la experiencia colocando tus manos sobre la corona durante unos minutos. Si no practicas Reiki, igualmente podés trabajar con tu propia intención. Lo fundamental es mantener el enfoque, sentir la alegría y llevar a cabo las acciones necesarias para manifestar.


Podés guardar esta corona de prosperidad en un cuaderno y, de vez en cuando, energizarla y expresar tu gratitud. Claro que también podés dibujarla y pintarla según tu gusto! Este sencillo ritual te servirá como recordatorio constante de tus intenciones y te ayudará a mantener la energía positiva que has depositado en ella. ¡Que cada vez que la revises, encuentres renovada inspiración y motivo para agradecer!


Corona de manifestación
Corona de manifestación


67 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page