• Marina

De qué hablamos cuando hablamos de sanación femenina?

La energía femenina es una energía ligada al corazón y a la unión con el Espíritu y con todo lo que nos rodea y es desde el corazón desde donde nuestro mundo será sanado.”


Cada uno de nosotros necesita integrar varios aspectos de nuestro mundo interior, para poder alcanzar la plenitud.


Existe desde hace tiempo conocimiento que nos dirige hacia el gran secreto para lograr dicha plenitud: principios o leyes universales que datan de muchos años antes de Cristo. Desde allí se desprende una fuerte y maravillosa versión de cómo podemos cambiar nuestra vida y manifestar lo que deseemos.


Dentro de estas leyes o principios, encontramos uno muy interesante: principio de generación, que nos habla de energía femenina y energía masculina.


Todos los seres vivos en la Tierra poseemos ambas energías. Ambas energías necesitan estar integradas, equilibradas. La energía femenina del sentir y la energía masculina del hacer. Y desde allí partimos en cada uno de los encuentros de sanación femenina que compartimos en Rincón Zen.